Swansea University  testeará vendajes inteligentes que mejorará el tratamiento individualizado de los pacientes.

Estos vendajes usan nano-tecnología 5G para monitorizar el estado de los pacientes y así poder realizar un tratamiento individualizado para cada paciente.

Ahora el reto es crearlos de manera rentable para poder ser una tecnología al alcance del sistema sanitario.

Más información aquí.